Páginas vistas en total

miércoles, 18 de abril de 2012

Campo Magnético terrestre.


CAMPO MÁGNETICO TERRESTRE.
El origen del campo geomagnético no está perfectamente determinado a pesar de la existencia de buen número de teorías que pretenden explicarlo. Es evidente que son varios los factores que contribuyen al mismo y que la mayor contribución se debe a depósitos de materiales ferro magnéticos imanados permanentemente y situados en el interior de la Tierra o en su propia superficie. En este hecho se basa una de las teorías más generalizadas, la del dinámo autoexcitado, debida entre otros a Elsasser y Bullard, la cual admite que por efectos de la interacción mecánica entre el núcleo de níquel y hierro en fusión existente en el centro de la Tierra, y la envoltura sólida de la misma, se engendran corrientes eléctricas por un mecanismo análogo al que rige en el funcionamiento de una dinamo. El campo magnético terrestre procedería entonces de dichas corrientes, habida cuenta de las anomalías que suponen los accidentes geográficos. Entre los posibles movimientos del núcleo líquido terrestre, Bullard considera la convección térmica, encontrando que la materia radiactiva del núcleo debía ser capaz de producir corrientes de convección cuando estuviese en una proporción comparable con la de los meteoritos férricos. La teoría de Bullard fue perfeccionada por otros autores como Parker, que proporcionó un mecanismo más completo de la acción dinamo al considerar nuevos movimientos de convección térmica, bastante irregulares y con rotaciones no uniformes. Otra contribución al campo geomagnético procede de agentes externos al globo terráqueo, tales como corrientes ionosféricas y extraterrestres, entre las cuales cabe citar la conocida como anillo de Chapman-Stormer, que se supone situada a una distancia de algunos radios terrestres y constituidos por partículas solares.
El campo magnético de la Tierra (también conocido como el campo geomagnético) es el campo magnético que se extiende desde el núcleo interno de la Tierra hasta su confluencia con el viento solar, una corriente de partículas de alta energía que emana del Sol. Es aproximadamente el campo de un dipolo magnético inclinado en un ángulo de 11 grados con respecto a la rotación del eje, como si hubiera un imán colocado en ese ángulo en el centro de la Tierra. Sin embargo, a diferencia del campo de un imán de barra, el campo de la Tierra cambia con el tiempo porque en realidad es generado por el movimiento de las aleaciones de hierro fundido en el núcleo externo de la Tierra (la geodinámica). El Polo Norte magnético se ¨pasea¨, por fortuna lo suficientemente lento como para que la brújula sea útil para la navegación. A intervalos aleatorios (un promedio de varios cientos de miles de años) el campo magnético terrestre se invierte (los polos geomagnéticos norte y sur cambian lugares con el otro) Estas inversiones dejan un registro en las rocas que permiten a los paleomagnetistas calcular los movimientos pasados de los continentes y los fondos oceánicos como consecuencia de la tectónica de placas. La región por encima de la ionosfera, y la ampliación de varias decenas de miles de kilómetros en el espacio, es llamada la magnetosfera. Esta región protege la Tierra de la dañina radiación ultravioleta y los rayos cósmicos.
La orientación de las rocas en las dorsales oceánicas, la magneto recepción de algunos animales y la orientación de las personas mediante brújulas son posibles gracias a la existencia del campo magnético terrestre.

VARIACIONES DEL CAMPO TERRESTRE.
Las variaciones del campo terrestre orientación de los dominios magnéticos de las rocas y el ligero magnetismo resultante se puede medir.
Midiendo el magnetismo de rocas situadas en estratos formados en periodos geológicos distintos se elaboraron mapas del campo magnético terrestre en diversas eras. Estos mapas muestran que ha habido épocas en que el campo magnético terrestre se ha reducido a cero para luego invertirse.
Durante los últimos cinco millones de años se han efectuado más de veinte inversiones, la más reciente hace 700.000 años. Otras inversiones ocurrieron hace 870,000 y 950,000 años.
No se puede predecir cuándo ocurrirá la siguiente inversión porque la secuencia no es regular. Ciertas mediciones recientes muestran una reducción del 5% en la intensidad del campo magnético en los últimos 100 años, hecho que ha estimado que el campo magnético terrestre prácticamente desaparecerá dentro de unos 1500 años aproximadamente. En la Anomalía del atlántico del sur, la fuerza del campo magnético está disminuyendo diez veces más rápido que en otros lugares.

6 comentarios:

  1. Este tema es muy interesante ya que sin el campo magnético, las partículas y la radiación llegarían masivamente a la superficie terrestre, alterando la materia orgánica y perjudicaría a nosotros los seres vivos. También es bien sabido que la presencia del campo magnético hace que las pocas partículas que consiguen penetrar a través del escudo sean desviadas hacia los polos, en donde ionizan los gases atmosféricos, creando en mi opinión, los hermosos efectos de luz y color a los que conocemos como las auroras boreales que también son llamadas australes, dependiendo de que en cuál de los dos polos se produzca.
    Y a mi parecer la información es completa ya que abarca desde el origen del campo magnético terrestre y los factores que lo atribuyen a su formación hasta las variaciones que este ha tenido y puede tener, aunque yo agregaría, solo para completar el artículo, cuales son los efectos o cambios climáticos que son relacionados o atribuidos con el campo magnético terrestre, opino que es muy importante saber esto, ya que hay científicos y demás personas que no concordamos con la idea de que las emisiones humanas, o actos de no protección al ambiente por parte de nosotros, sean las responsables del calentamiento global.

    ResponderEliminar
  2. Por eso es importante que comentes sobre esa información, por ejemplo, sería interesante saber cuales son las fuentes de contaminación magnética que generamos los humanos. Espero que tanto tu como Julia, comenten sobre esto.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Bernardo, perdón por responder hasta ahora, tienes razón,el campo geomagnético se ha reducido considerablemente en los últimos años, y estas alteraciones afectan a los seres vivos. Al parecer uno de los efectos de estas alteraciones ha sido la evolución del hombre, ya que en la última inversión del campo geomagnético que tuvo lugar en el Plioceno se extinguieron el Autralopithecus y el Homo habilis, así que, sin duda, el cambio de los polos puede suponer un cambio en nuestra y otras especies.

    En cuanto a los efectos climáticos, el campo geomagnético puede afectar el clima de manera indirecta ya que, según su estado, detiene o no las partículas emitidas por el sol. se ha comprobado que en épocas pasadas hubo inversiones de polaridad y grandes variaciones en su intensidad, llegando a estar casi anulando en algunos momentos. se sabe también que los polos magnéticos, si bien tienden a encontrarse próximos a los polos geográficos, en algunas ocasiones se han aproximado al ecuador. Estos sucesos tuvieron que influir en la manera en la que el viento solar llegaba a la atmósfera terrestre. se podria decir que el debilitamiento del campo magnetico terrestre que vivimos actualmente tiende a enfriar el clima global.

    ResponderEliminar
  4. A mi parecer esta información esta muy bien aunque el compañero bernardo complemento este tema es muy extenso podemos seguir complementando el campo magnético terrestre es algo que suele pasar desapercibido en nuestro quehacer cotidiano salvo en ocasiones especiales, pero también es cierto que el propio campo geomagnético se ha reducido considerablemente en los últimos años, la mediciones del campo magnético de la Tierra se iniciaron en 1845 y desde entonces los estudios apuntan a una reducción de un 10% en los últimos 160 años, y un 5% en los últimos 10 años, este debilitamiento es más acusado en unas regiones que otras, lo que hace a la zona debilitada más vulnerable a las radiaciones cósmicas nocivas. Las anomalías del campo geomagnético suelen dar en las latitudes polares y al sur de Sudáfrica, la llamada anomalía subatlántica como ya lo habías mencionado.

    Pero también los seres vivos tienen cambios por este fenómeno muchos son los animales que pueden sentir y utilizar el campo geomagnético terrestre, y que por lo tanto pueden verse afectados por estas alteraciones, pero no sólo los animales parecen verse afectados, los humanos probablemente también lo sean, pues se ha comprobado que los tres periodos en que el campo magnético llega a su cúspide, de Marzo a Mayo, en Julio y en Octubre, coinciden con los máximos de suicidios en el norte de Rusia en la ciudad de Kirovs, como hemos apuntado las latitudes más polares sufren mayores anomalías.

    Es cierto que los últimos estudios relacionan la salud con el geomagnetismo, en los periodos de tormentas geomagnéticas aumenta el índice de depresión y suicidio, lo que deja claro es que la inestabilidad del campo magnético parece restar equilibrio psíquico al ser humano, hay mucha información sobre el campo magnético terrestre por que sobre todo influye pero en si tu información es muy precisa y me gusto.

    ResponderEliminar
  5. Muchas Gracias Ale' si creo que este tema tiene mucho de que hablar. Tienes mucha razón, el campo magnético terrestre, nos afecta a todos los seres vivos, así como ya se lo había mencionado a Bernardo. Y tu último comentario me pareció muy interesante, no sabia que había una relación entre el equilibrio psíquico del ser humano y el campo geomagnético. Me parece fascinante la forma en la que el universo se relaciona con el ser humano.

    ResponderEliminar
  6. La idea de hacer este blog me pareció muy buena, sobre todo porque fue algo nuevo que mis compañeros nunca habian hecho, aparte de que es una excelente forma de intercambiar información, conocimientos y opiniones respecto a los temas previamente dados.

    ResponderEliminar